PyMEs: ¿Cuándo es nuestro día?

Por Torcuato Sozio Muñoz, Columnista de MoPyME

Domingo 21 de junio. Llamo a mi padre para felicitarlo por su día y salgo a realizar mi rutina. Comprar el diario (1), unos chicles que me alejen del cigarrillo (2) y frutas (3) para mi desayuno. También un libro para regalarle en su día (4). Vuelvo a casa y me encuentro con una liquidación de expensas que dejó la administración (5) y con folletos y promociones de bares y restaurantes (6). Durante el día hablo con mi contador (7), mi escribano (8) y mi abogado (9)…trámites y burocracia.. Además del ya conocido “costo argentino”. Al atardecer salgo nuevamente con otra rutina, paso por la farmacia (10), almacén (11) y tintorería (12). Vivo solo y soy de clase media alta. Sin mayores exigencias ni una vida compleja pero consumo o me vinculo con un mínimo de una docena de pequeñas y medianas empresas todos los días. Cada una de las referencias numéricas que he puesto entre paréntesis. 

¿Apoyamos a esos emprendedores? ¿El Estado facilita la creación de actividades de este tipo? ¿O las condiciona y ahoga hasta dejar el terreno libre para las grandes cadenas o grandes marcas? La pequeña y mediana empresa, digámoslo con claridad y sin ambages, está arrinconada por el Estado, por la gran empresa y también por el sindicato de la actividad. El Estado necesita de impuestos y regulaciones para financiarse y justificarse. La gran empresa necesita concentrar la oferta.

A primera vista parece lógico pensar que el Estado no debiera, sin embargo, buscar tener menos empresas, como sí vimos, es el caso del gran comercio. Pero no es tan así. Veamos. Con un mercado concentrado, recaudamos más fácil. También negociamos medidas de política económica con pocos actores… y fuertes. Entonces “lo lógico” del mercado concentrado es la “lógica” del Estado grande… y bobo, que fija políticas económicas con pocos y para pocos.

¿Y qué hay del sindicato de su actividad? Vale un solo ejemplo…¿el sindicato de comercio fija el salario que quieren pagar los grandes supermercados o el que puede pagar el pequeño comercio? No vacilen en acompañar la primera afirmación.

Entonces estimular políticas activas de promoción de las pymes no es una respuesta “lógica” …es una respuesta adecuada para lograr una sociedad con mejor distribución del ingreso. Necesitamos más pymes no para que la economía funcione sino para que funcione bien. Socialmente bien.

La fórmula para redistribuir mejor el ingreso de los argentinos es simple: menos peso fiscal sobre la cabeza de los pequeños y medianos empresarios y menos gasto Estatal. ¿Notó como hago la afirmación? No digo menos Estado y luego menos costo impositivo. Al revés, bajemos los ingresos del Estado Nacional, provincial y municipal y, como inevitable consecuencia, bajemos el gasto Estatal.

Si somos capaces de transferir ingresos desde el Estado hacia el sistema pyme a razón de 2% anual en 5 años habremos “liberado” de un 10% de costos a cientos de miles de emprendedores. Pero algo mucho más trascendente: se producirá una virtuosa redistribución del ingreso hoy, altamente regresiva, entre otras causas pues, vale decirlo también sin miedo, el Estado distribuye empleo entre clase media y alta predominantemente y, por lo tanto, de modo muy injusto y también regresivo.

Por eso nos preguntábamos al titular este artículo… ¿cuándo es nuestro día?

Me refiero al día del trabajador PyME y también al del empresario PyME… ya es hora de que nuestros gobernantes nos protejan.

https://www.cronista.com/columnistas/Pymes-Cuando-es-nuestro-dia-20200626-0071.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *